Hoy cada lagrima que tuve ayer pude convertirla en un suspiro como consecuencia por cada vez que exhalaba tu amor se iba escapando, se fue, huyo de mí porque no quería pertenecerme, porque no deseaba vivir más en mi corazón y yo no hice nada para detenerlo. No sé si te dolió más a ti o a mí, lo único que sé es que se fugo, decidió irse irse tu amor y mi esperanza.

Comentarios

Entradas populares