Una carta a Nadie

Quiero que sepas que te extraño pero no para volver contigo, que te quiero pero puedo odiarte aún más que eso, y que la verdad no lamento tu partida, sabemos era algo inevitable, algo que los dos anhelábamos, estuve tan feliz cuando tomaste la decisión que ni lloré, ni te pensé, te dejé ir sin retenciones, sin preocupaciones, esa fue la segunda vez que me hiciste ser tan feliz, tan libre, Solo pensé que tontos por esperar tanto tiempo,  Yo no tenía el valor para romper ese lazo y no por ser dependiente de ti sino que no quería hacerte sufrir pero tú no sufrías porque de hace tiempo ya tenías a alguien cercano esperándote. Que fuerte pensé, pero vaya esta sería una historia más que contar, una raya más al tigre al fin y al cabo no fuimos tan especiales, no fuimos los que queríamos ser. 

Comentarios

Entradas populares