Nunca serás feliz con nadie más que contigo mismo, la compañía es agradable, pero, la soledad es buena, aprendes a encontrarte con tus facetas, con tus mentiras, tu realidad y tu ficción.
Antes de amar a alguien más, hay que amarse, hay que aferrarse a sus sueños y sus deseos, que si alguien más desea compartirlos y volar contigo, entonces que lo haga sin embargo tiene que ser sincero.

Comentarios

Entradas populares