Tu recuerdo.

   Me ha consumido el ardiente pero fugaz recuerdo de tus besos, de tus caricias, sigo pensando cada noche si no te hubiese mentido seguirías aquí, conmigo, quizá no sea tan probable pero es fácil imaginar tus manos rozando mi piel, bajando por mi espalda, escuchar tu respiración en mi boca, presionando mis muslos, y pensarás ¿cómo ella puede solamente tener eso presente? 
Ella lo apostó una vez más por alguien que creía valía la pena, entregó sonrisas, miradas, lágrimas, abrazos, ella te entrego pasión. Y tú no supiste ver la prueba que puso para ver si podías quedarte, espero por ti, por ese cambio que debió alegrarla y al contrario la hizo infeliz; ella es un poco inocente y posiblemente un poco ilusa al creer en ti y en que por esos falaces momentos tú ibas a cambiar, a mejorar por ella. 
Quiso entregar su corazón y amar de nuevo y sigue superando su desilusión. Tal vez una señal o tal vez un nuevo beso que le recuerde que de amor no se muere, y la decepción te hace más fuerte.

Comentarios

Entradas populares